Beneficios de las redes sociales para tu empresa

Social engagement

Beneficios de las redes sociales para tu empresa

Las oportunidades de venta con apoyo de internet han revolucionado al comercio como se conocía. Ahora los clientes están a la espera de la participación activa de sus marcas favoritas.

De acuerdo con un informe de la firma de investigación Nielsen, los usuarios de internet ya destinan tres veces más tiempo a plataformas de redes sociales (23 por ciento) que a la lectura de su correo electrónico (7.6 por ciento).

Así que es momento de que empieces a obtener beneficios económicos de esta realidad. Te compartimos algunos consejos sobre cómo hacerlo:

Cuida tus aparadores virtuales

Cuando alguien quiere saber más acerca de tu negocio, lo primero que hace es buscarlo en Google.

Así que, te guste o no, tu perfil de Facebook aparecerá en uno de los primeros resultados de búsqueda y, como la gente está familiarizada con esa red social, muy probablemente sea el enlace que más personas verán.

Por eso, debes incorporar enlaces a tu sitio web y verificar que tu información de contacto sea la correcta.

Monitorea también tus perfiles de Twitter y LinkedIn: si bien no atraen tanto tráfico, van a aparecer en los resultados de búsqueda y debes asegurarse de que se coordinen con tu página de Facebook.

No vas a conseguir muchas ventas directas a través de tus perfiles, pero te servirán como carta de presentación. Un perfil poco desarrollado pondrá distancia entre tus clientes potenciales y tu negocio, mientras que uno bien estructurado los motivará a conocerlo mejor.

Dirige el tráfico a páginas de destino

Los usuarios de plataformas sociales no están interesados en hacer clic a través de varias páginas para hacer una compra.

Han sido entrenados para responder a las ventas rápidas y fáciles, no a largos procesos de pago y envío. Por eso, debes tratar de vender directamente en las páginas de destino, o landing pages.

Hay una serie de herramientas que te permiten poner carritos de compras en tu página, para que el proceso solo requiera un par de clics y el usuario no pierda interés en tu producto antes de comprarlo.

Domina la publicidad PPC

La publicidad PPC (pago por clic) es muy potente, y Facebook parece ser más eficaz que Google AdWords, al menos desde el enfoque de la personalización y la orientación.

Aunque Facebook no puede darte la misma cantidad de impresiones que Google, sus impresiones son más relevantes.

Las opciones de personalización de Facebook para orientar tu publicidad son prácticamente ilimitadas, lo que te permite maximizar cada centavo invertido.

Usa herramientas de venta social

Para vender directamente desde las redes sociales, busca herramientas como Shopial o Soldsiel, que transforman los perfiles en páginas de comercio electrónico, en las que se hacen compras dejando notas en la sección de comentarios de un post.

Luego las sincroniza con PayPal u otra plataforma de comercio electrónico para completar la transacción. Este método también hace el proceso de compra rápido y fácil para los clientes.

Aumenta tu visibilidad con Twitter

Twitter ya no es una plataforma para propagandas sin sentido de información inútil. Tiene un potencial increíble y las marcas más importantes están aprovechando ese poder.

Esta red social es tu mejor herramienta para “escuchar” y redirigir completamente tus campañas de venta, y una poderosa plataforma de visibilidad, si aprendes a utilizar adecuadamente las etiquetas, o hashtags.

Los usuarios de Internet experimentados emplean hashtags para buscar nuevos productos y soluciones.

Piensa qué impulsa a los clientes hacia tu producto e incorpora hashtags inteligentes que se adapten de forma natural a ese nicho.

Ponlo todo junto

Lo que importa es que obtengas ventas de todas las maneras posibles. Así, que, aunque los medios de comunicación social tengan muchos usos potenciales, sus beneficios para ti se maximizarán cuando los utilices como herramienta de ventas.

Aprovecha tus diferentes cuentas haciendo uso de ellas de acuerdo a las características de cada una. Es decir, publica enlaces y entabla una comunicación directa con el cliente en Twitter, usa fotografías e infografías en Facebook y Pinterest, sube los videos en YouTube y Facebook, etc.


No te quedes fuera de la revolución de las plataformas de redes sociales en el comercio electrónico.

Foto: randstad.es


Share This