Reflexiones que nos han dejado los Sismos

construcción

Reflexiones que nos han dejado los Sismos

Los sismos han sido acontecimientos que nos han echo mirar la realidad en materia de construcción del país. Afrontar el panorama nos permitirá entender las razones de los daños a fin de proveer herramientas que optimicen tanto la rehabilitación como las afectaciones de las edificaciones.

El pasado mes de septiembre se ha vuelto el nuevo referente en intensidades de sismos registrados en la república mexicana, muchos incluso lo han comparado con la intensidad del sismo de 1985.

Se tiene registro que sismo de 1985 llegó a liberar 32 veces más energía sísmica con epicentro en Michoacán, no obstante el sismo registrado en 2017 logró provocar sacudidas muy violentas aún mayores que las del 85 en algunas zonas.

Si bien se cuenta con un Reglamento de Construcciones del Distrito Federal que contempla eventos como el del 19S2017, no resulta sencillo entender la magnitud de los daños, pues de acuerdo a un artículo elaborado por la revista mexicana de la construcción, las estructuras de los edificios afectados seguían siendo de diferentes dimensiones y alturas distintas hasta antes del establecimiento del reglamento.

No obstante, lo preocupante e inaceptable es que estructuras construidas después de 1987 y sobre todo después de 2004 colapsaran.

Según el artículo elaborado por Óscar Osiris Aguilar – Jefe de estructuras Especiales en Euro Estudios S.A de C.V y José Antonio López de la Sociedad Mexicana de Ingeniería Sísmica; las zonas que más sufrieron daños compartían una característica en común: Construcciones geométricamente irregulares, con estructuras que han demostrado ineficiencia y baja resistencia a la acción sísmica.

Condiciones que iban desde la modificación de sus condiciones originales, cambios de uso y una generalizada falta de mantenimiento en la infraestructura fueron principales factores que destacaron de la revisión.

Más allá de la preparación: Ética

Si bien el artículo destaca que gran parte de la responsabilidad tiene que ver con la revisión del inmueble, no se debe dejar de la que que los profesionales encargados de ejecutar los proyectos en nuestro país deben actualizarse a fin de mejorar los planes de estudio de diseño estructural e ingeniería sísmica, fomentar estudios de posgrado en éstas áreas que permitan contar con profesionales debidamente capacitados aprendiendo las lecciones del pasado.

Pero más allá de esto, dentro de la cadena de responsabilidades para la correcta ejecución de un proyecto estructural, la primera función que los responsables de obra (DRO) deben contemplar es avalar que un proyecto cumple con todos los reglamentos y lineamientos aplicables, así como vigilar su ejecución y asesorar al propietario de la obra para que no caiga en faltas al reglamento por omisión o ignorancia.

¿Qué sigue?

Es imperante la evaluación de la infraestructura existente pues gran parte de ella data antes de 1985, presenta daño acumulado y requiere de reforzamiento.

Dentro del Reglamento de Construcciones clasifican a estructuras de mayor importancia como Escuelas y Hospitales dentro del Grupo A, las primeras porque fungen como albergues ante catástrofes y la segundas porque la pérdida funcional de un hospital es altamente crítica, principalmente en un estado de emergencia.

Evidentemente es básico cambiar la forma de proyectar construcciones en zonas sísmicas. La aceptación del daño tiene consecuencias muy altas.

Fuente: Revista Mexicana de la Construcción
Imagen: ep01.epimg.net


Share This